lunes, 6 de junio de 2011

"NI PENA NI MIEDO" LA ESCULTURA DEL DESIERTO




BITÁCORA DE CAMINANTES DEL DESIERTO.
EXPLORACIÓN SECTOR "NI PENA NI MIEDO"


   Estimadas amigas y amigos. Nos encontramos ante una actividad que resultó ser de alto esfuerzo y en donde se tuvo que entregar hasta la última gota de energía acumulada en las sibaríticas semanas previas. El día sábado 4 de junio del año 2011. Se tenía agendada actividad de rappel. La cantidad de integrantes inscritos a dicha actividad, superó el número solicitado poniendo en aprietos al instructor, pero vinieron en apoyo nuestros primos de Refugio Norte quienes tomaron a su cargo parte de los integrantes, dejamos en claro que la idea de esta instrucción no era el simple hecho de bajar, la tarea era distinta. 
     Los integrantes tenían ahora que subir, usando las cuerdas y aprender a tomarse de cada grieta y arista existentes en su camino. 
     Debían además aprender y recordar todas las técnicas que les posibilitasen un ascenso seguro y rápido a la cima. Llegó el ocaso del día sábado y los integrantes tenían a su haber varios descensos y ascensos. Estaban preparados para la actividad que se nos venía al día siguiente. Un día 5 de junio.


NI PENA NI MIEDO.

(La distancia a dicha escultura desde el centro de nuestra ciudad, es de 43 kms en línea recta   y por carretera enfilando por Quebrada Carrizo es de 58 kms. Camino al sur por ruta 5 y desvío al oeste, tomando a la costa por camino vecinal en extensión de 18 kms. El largo del escrito es de 3,2 kms y su altura promedia los 300 mts.)

     Primero les contaremos que es "Ni Pena Ni Miedo" y quién fue el autor de tamaña obra y que fue lo que motivó dicho acto. El escrito "Ni Pena Ni Miedo" Se puede considerar una escultura en el desierto, de tamaño colosal que puede ser observada desde el aire, cuando los aviones comerciales están próximos a aterrizar en nuestra ciudad. El autor fue Raúl Zurita quién Inició estudios universitarios de Matemáticas, aunque los interrumpió para dedicarse por completo a la literatura. Se licenció como Ingeniero Civil en Estructuras por la Universidad Técnica Federico Santa María de Valparaíso. Posteriormente obtuvo una Beca de la John Simon Guggenheim Memorial Foundation, y se desempeñó como Profesor de Literatura en la California State University.

 Camino a "Ni Pena Ni Miedo"

     Su obra se ve marcada en la época de los setenta por la Dictadura militar impuesta en Chile tras el Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973. Militante comunista, fue detenido, encerrado y torturado en una de las bodegas del carguero Maipo junto a mil doscientas personas más. A partir de este momento, realizó diversas acciones artísticas que pretendían integrar y ampliar de forma crítica y creativa las diferentes concepciones de arte y vida.
     En esta época nace también el grupo CADA (Colectivo de Acciones de Arte), que se enmarca dentro de lo que se conoce como Escena de Avanzada, y donde participa junto al sociólogo Fernando Balcells, y los artistas Lotty Rosenfeld, Juan Castillo y Diamela Eltit, quienes basaban su postura artística en el uso de la ciudad como un espacio de creación. Zurita es considerado como uno de los más radicales de este grupo. Realiza variadas acciones utilizando su cuerpo como medio de expresión, algunas de las cuales llegaban a la autolesión o automutilación: arrojarse amoniaco a los ojos, o quemar su mejilla con un fierro ardiente. También realizó una performance masturbatoria frente a una pintura de Juan Dávila.
     En 1982, su obra creativa da un nuevo paso con el poema La vida nueva, escrito en los cielos de Nueva York, usando como herramienta una avioneta que arrojaba humo. Esta creación estaba compuesta por quince frases de ocho kilómetros de largo, en español. El trabajo fue registrado en vídeo por el artista Juan Downey. Otra acción artística consistió en plasmar en el desierto de Chile sus versos "Ni pena ni miedo"  en 1993, para que pudieran ser leídos desde el cielo. Con estas iniciativas intenta sobrepasar el concepto tradicional de literatura, acercándose al de arte total. Entre 1979 y 1993 Zurita escribe la trilogía Purgatorio (1979), Anteparaíso (1982) y La Vida Nueva (1993), en la que recorre los más variados paisajes desde desiertos, playas, cordilleras, pastizales y ríos. Estas obras están consideradas entre las más importantes de su producción.
     Así termina la etapa más creativa y radical de Zurita. En el siguiente periodo, el poeta comenzó a alejarse del Partido Comunista. En 1990, es nombrado agregado cultural en Roma, bajo el gobierno de Patricio Aylwin. Más tarde, durante el gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle ingresó al Ministerio de Obras Públicas como asesor junto a Ricardo Lagos para, posteriormente, apoyar su carrera presidencial.
     En el año 2000 recibe el Premio Nacional de Literatura de Chile La presidenta del jurado, la entonces Ministra de Educación, Mariana Aylwin, expresó que consideraba la obra de Zurita, como "la valorada renovación de su obra lírica, así como el reconocimiento que ha tenido en la crítica especializada y su trabajo en los talleres de literatura". A mediados del año 2006 publica un nuevo libro, de título Los Países Muertos. El libro trae consigo una fuerte polémica ya que en él se mencionan varios personajes del quehacer cultural nacional. A fines del 2007, publica en México Las ciudades de agua, y más adelante ese mismo año Cinco Fragmentos. Durante el 2008 continua publicando fragmentos de su última gran obra, titulada Zurita: un texto de más de 700 páginas donde pretende cerrar el ciclo de Purgatorio' creando al mismo tiempo un inter texto con su obra de cabecera, La Divina Comedia.
     Actualmente, y en paralelo con su actividad literaria, Raúl Zurita se desempeña como académico de la Universidad Diego Portales.
     He ahí el motivo, la inspiración y todo aquello que se nos venga a la mente con respecto a esta monumental obra en el desierto, para algunos, vanguardista, para otros…. Un rayado sin sentido en el desierto.
     La intención de Caminantes, no era el hecho de llegar a este sitio y admirar solo el escrito. Por el contrario, la preparación de los días anteriores, era seguir avanzando hasta alcanzar los abismos existentes en el lugar y que pretendíamos bajar para llegar a las aguadas existentes en la base de los cerros (Hito Paralelo 24). 
     De acuerdo a informaciones dadas por terceros, estos sitios mantienen una variada flora y fauna, que nos podría entregar un atisbo más, de las maravillas de Antofagasta y de la biodiversidad existente.
SE NOS VIENE EL PRIMER PERCANCE.


     "Se vino el primer percance"

     Esta ruta jamás la habíamos efectuado ya que no estaba dentro de la cartografía de la agrupación, por lo tanto. Más que una marcha, era una aventura. Esto lo sabíamos, pero asumimos el compromiso. Lo primero, era la cantidad de personas que nos podían acompañar, en total fueron 21 personas las que llegaron a la postura de ruta de un total de 22. No diremos jamás, que Max se quedó dormido. 
     El sitio de ingreso al camino vecinal estaba ahí, a cierta cantidad de kilómetros en dirección sur, pero sin indicaciones. Los GPS. Tanto electrónicos como de papel. Estaban prestos a indicar el desvío (Costó encontrar la ruta). 
     El camino vecinal se encontraba bloqueado en su inicio por acción de mineras, quienes allanaron el camino para sus labores, obstaculizando el ingreso al circuito que debíamos seguir. 
     Los zapadores de Caminantes del Desierto, ante la incrédula mirada de los conductores se dieron a la tarea de despejar el inicio de la ruta y dejarla apta para seguir el viaje. Se escuchó de todo. Que no podrían pasar los furgones, que se enterrarían, que el peso, que Ollanta Humala. Etc. Etc. Etc. Resultado, se pudo continuar, estábamos a 18 kms. Del sitio a explorar. 
     Continuamos en ruta con la confianza que llegaríamos, un jeep con personal del ejército nos dijo que días antes, se habían efectuado operaciones con tanques Leopard  y que se había arruinado el camino en algunos sectores. Continuamos de igual manera. Cuando nos encontrábamos a 5 kms. De la meta. Tuvimos que pasar a marcha de infantería, el camino había sido borrado por las orugas de los tanques dejando en la vía, verdaderos cráteres, los zapadores ya no funcionaban en dicho sector y más aún en tamaña destrucción. 
     A cargar y avanzar… a los 5 kms. Nos encontramos con el escrito de ni pena ni miedo, enorme, colosal. Además de un lago inmenso, que se encontraba seco, pero que a todas luces, contiene agua cada cierto tiempo, especialmente en tiempos de lluvia. 

     Hubo pocos momentos de descanso, la gente aunque cansada, soportó la marcha con la esperanza de alcanzar los abismos.
     Empezamos la trepada de los farellones que dan a estos abismos, por zonas que a todas luces son áreas de aluviones, la vegetación se nos mostraba mas vistosa y con un par de especies típicas del lugar. 

  "Huidobria fruticosa". 

 "Nolana sp."

     Por las quebradas notábamos floraciones, pero algo nos llamó la atención. No habían cactáceas, algo tan características de nuestro norte. Tal vez en las paredes que dan a la costa se puedan encontrar, eso lo debemos investigar.  Llegó a la cumbre el grupo compacto, a eso de la 14:00 hrs. Se admiró en plenitud el paisaje y se retrató en fotografía. De igual manera se llegó al borde de los abismos y era como caminar por las nubes, solo se asomaban las crestas de los cerros y toda la pendiente estaba cubierta por Camanchaca.   Comprobamos que el camino para llegar al borde costero y el hito 24 no era este, el sendero estaba a nuestra derecha, por quebrada lateral y muy al sur a 5 kms. De distancia. Quedó de manifiesto que no podríamos bajar, se nos venía el tiempo de volver nos quedaban aún 2 hrs. Para retornar a los vehículos, eran ya las 16:00 hrs.


CONCLUCIONES.

     Este sector es muy interesante el poder conocer. Se nota que no es muy visitado y tiene gran potencial desde todo punto de vista, florístico, turístico, deportivo. Además que si se desea bajar a las aguadas, se debe establecer un campamento base en las cumbres y bajar temprano ya que en las tardes la camanchaca lo cubre todo y se torna muy peligroso los descensos, por tanto se tiene que acampar. 
     Este sitio no es para cualquier persona en lo que respecta a recorrer los abismos, solo debe ir gente preparada ya que los accidentes pueden ser de proporciones. Lo que si se debe tener presente, es que la flora se encuentra presente en todas las quebradas y eso nos puede dar como resultado el encuentro de algún espécimen nuevo para la ciencia y para nuestra ciudad. Volveremos, ahora ya sabemos el camino.