domingo, 30 de abril de 2017

OASIS DE NIEBLA LA CHIMBA, EN PRO DE LA RESTAURACIÓN ECOLÓGICA


Actividad de Campo “Quebradas Profundas”

Oasis de Niebla La Chimba. En Pro de la Restauración Ecológica 

Estimados visitantes reciban nuestro saludo fraterno desde Antofagasta-Chile.

La Resiliencia

"Es el término que se emplea en ecología de comunidades y ecosistemas para indicar la capacidad de estos de absorber perturbaciones, sin alterar significativamente sus características de estructura y funcionalidad; pudiendo regresar a su estado original una vez que la perturbación ha terminado"
“Las actividades económicas son sostenibles solamente si los ecosistemas que soporten la vida, y de los cuales son dependientes, tienen un adecuado nivel de resiliencia”

Acceso Principal Reserva Nacional La Chimba

Actividad de Campo

     El día de 30 de abril del año 2017, día domingo. Nos fuimos de exploración muy adentro de las quebradas antofagastinas, espacios en donde podemos asegurar que muy pocos han puesto su pie y en donde principia por el este, el oasis de niebla La Chimba. Por la puerta de trasera.

     Para esto tuvimos que ingresar por el sector del nudo Uribe distante a 15 kilómetros de nuestra ciudad y dirigirnos por caminos vecinales en dirección al norte. La verdad sea dicha no fue fácil el acceder a los senderos de Quebrada Coyote -Quebrada agendada en esta oportunidad- puesto que al poco avanzar tuvimos que bajarnos del vehículo y seguir a pie, ya que este no podía sortear la chusca (Polvillo) acumulada en el camino ¿La diferencia? Mientras en Antofagasta dominaba la camanchaca, en estas alturas (sobre los 1000 m.s.n.m.) el sol se hacía presente de manera grata, pero es sol, al fin y al cabo.

Acceso Posterior Oasis de Niebla La Chimba

     Esto motivó a que el saludo grupal y las instrucciones fueran más breves de lo acostumbrado, entregar los cargos de responsabilidad que en esta oportunidad recayeron principalmente en las damas con Cristina Órdenes y Rossana Quinteros en la avanzada y Sandra Cereceda más Allan Cortés cerrando el grupo, aunque todos con la misma responsabilidad. Seguir la ruta proyectada, ayudar a los asistentes y buscar -en lo posible- nuevas especies.

Guías de Caminantes del Desierto. Cristina Órdenes- Rossana Quinteros

     Luego de un par de kilómetros de caminata por un desierto casi monótono a la vista, llegamos al primer punto de descanso y digo de descanso porque en este sector es posible encontrar y admirar el último Sandillón de los ratones presentes en nuestra comuna. La especie corresponde a una cactácea cuyo nombre es Eriosyce rodentiophila y se encuentra con vida exclusivamente por estar creciendo bajo una saliente que le brinda sombra permanente, situación contraria a la vivida por otros 3 ejemplares encontrados en la ruta que yacen calcinados a un costado del camino como mudos testigos de un otrora pasado de mayor humedad y biodiversidad.

Nombre Común: Sandillón de los Ratones

Eriosyce rodentiophila F. Ritter

     Este espacio no es tan carente como lo podríamos pensar. Las lluvias del 2015-2016 generaron un verdadero milagro en estas soledades cubriendo de vegetación las laderas y los fondos de quebrada, algunas de estas especies aún se mantienen con vida a pesar de las temperaturas y esto posibilita el encuentro de una escasa pero variada fauna que van desde los insectos, lagartos, aves e inclusive roedores. También pasamos por el lugar en donde reposan los restos de Fortachón. Un hermosos y simpático zorro chilla muy popular en el año 2012 y que terminó sus días por acción de cazadores.

Copiapoa atacamensis (Middled)
El Corredor de Atacama (Microlophus atacamensis)
Imagen de Archivo de Fortachón

     Muy cercano a fortachón es posible encontrar los restos de un Guanaco, inclusive se pueden observar sus senderos y revolcaderos ya que se encuentran intactos, es como si solo ayer hubiesen estado allí, pero vamos para los 50 años del último avistamiento de Guanacos en La Chimba.

     Seguimos avanzando y por el camino ya comienzan a asomar algunas sorpresas. Aparecen unas pequeñas cactáceas que crecen a ras de suelo y son endémicas de nuestra comuna. La Neoporteria recóndita-recondita. Pensamos que estaban mucho más al sur de esta quebrada y que probablemente en estos sectores no estuviesen presentes, lo bueno es que están muy escondidas para el común de la gente o de los vándalos. 

Neoporteria recondita

     Al observar las cumbres asoman las columnares que siempre están presentes en estas alturas, a la simple observación se ven vigorosas, aunque su número es lo preocupante. Nos referimos a la Eulychnia iquiquensis (K.Schum.) las vigías de la costa. Aprovechamos de mirar su estructura, por si es posible evidenciar la acción de los guanacos en algún momento de su existencia no constatando evidencias de aquello.

Eulychnia iquiquensis (K.Schum.)

     Al poco andar encontramos nuevamente los restos de un zorro, a nuestro parecer de una cría. No teorizaremos sobre las causas de su muerte o de cómo llegó su cuerpo a este lugar. Aveces es mejor no pensar en ciertas cosas.

     Mientras más avanzamos en dirección a la ciudad mayor es la vegetación presente, no diremos que es exuberante -Sería una exageración- pero resalta bastante por su colorido en un espacio de tonos ocres. Vamos observando bajo los frágiles arbustos y las piedras, todo sirve a los minúsculos (Insectos) para hacer su hogar en estos parajes, pero ya es avanzada la tarde y nos cubre rápidamente la camanchaca con el consabido cambio de temperatura. Ya sabemos entonces que, por la hora, el lugar y por el clima es la hora de finalizar nuestra actividad y retornar al hogar. Hemos encontrado bastantes novedades, algunas que no podemos difundir por el momento, pero quedan las ganas de volver y quedarnos por un par de días en el sector. 

Huidobria chilensis Gay
Dinemandra ericoides A.Juss.
Malesherbia humilis Poepp.

     Tenemos muy presente y deseamos que ustedes manejen la misma idea. Estos espacios que visitamos hoy. Son los últimos parajes inhóspitos y prístinos de Antofagasta y si en algún momento se tiene la voluntad por parte de la autoridad de restaurar toda esta zona. Podemos y queremos ser un aporte, puesto que:

-Contamos con la información para reconstruir históricamente (fisonomía, extensión, composición taxonómica, estructura y funciones) este ecosistema, acotando la época o fecha a la cual se refiere dicha reconstrucción.

-Poseemos la capacidad para describir la historia del deterioro enfatizando las causas, la importancia relativa de cada una de éstas y sus principales correlaciones con fenómenos sociales y económicos.

-Tenemos la capacidad de poder definir hasta qué punto las condiciones que prevalecen actualmente en el área permitirán la recuperación de este ecosistema.


-Somos poseedores de las soluciones para el arribo de germoplasma nativo, sea del mismo lugar o sectores aledaños, una vez que se remuevan las condiciones desfavorables y los agentes causales del propio deterioro.