viernes, 26 de mayo de 2017

ÁGUILA MORA. UNA RAPAZ SORPRENDENTE EN LA COSTA ANTOFAGASTINA



Águila Mora. (juvenil) También es llamada Águila Chilena


     Esta hermosa ave rapaz en estadío juvenil, la pudimos observar durante un fin de semana en los cerros de la Cordillera costera de Antofagasta-Chile. Específicamente en el Oasis de niebla La Chimba. Quedamos impresionados por su majestuosidad y su porte. De igual manera pudimos notar que estaba al acecho de un nido de Cernícalos, los cuales reaccionaron violentamente atacando en vuelo a esta ave apenas se aproximó a la zona de crías. Una gran experiencia.

Águila Mora

     Que nos dice el entendido sobre esta rapaz. Es una especie de ave Accipitriforme de la familia Accipitridae, la única del género Geranoaetus. Es una hermosa rapaz Sudamericana que habita la alta Cordillera de los Andes desde Venezuela a Tierra del fuego. También ocupa áreas de Paraguay, Brasil y Uruguay. Se trata de un ave de presa.

Etimología:

     Geranoaetus es un término latinizado del griego antiguo, de geranos, grulla, + aetos, "águila". Lo de "grulla" refiere a sus alas grisáceas y su fuerte craquear; melanoleucus, del griego antiguo melanos, "negro" + leukos, "blanco", por los colores contrastantes cuando se lo ve de abajo.)
Seudónimos.

     Al Águila Mora también se le llama “Águila”, y “Águila Pechinegra”. En inglés se le conoce por “Black-Chested Buzzard-Eagle”, “Gray Eagle-Buzzard” y “Great-chested Buzzard Eagle”. Sinonimia Buteo melanoleucus.

Características:

     El águila Geranoaetus melanoleucus es una rapaz de mediano tamaño y de amplia distribución en Sudamérica. Se encuentra desde Colombia hasta Tierra del Fuego, a ambos lados de la cordillera de Los Andes, extendiéndose por el este desde el sur de Brasil hasta el Sur de Argentina. (Goodall et al. 1951, Brown & Amadon 1968, Meyer de Schauensee 1982, Belton 1984, Olrog 1984, Vuilleumier 1985).

    El águila mora macho mide cerca de 60 cms., de cabeza, pecho y espalda gris plomizo, ventral blanquecino barrado de oscuro con punta negra. Garganta blanca, alas grises barradas de oscuro, pico gris, patas amarillas, cola pardo oscura con banda blanca. Las hembras son de mayor porte que los machos miden cerca de 70 cm. y hasta 2 mts. entre las puntas de sus alas abiertas.

     Resulta fácil de identificar por el contraste negro y blanco, y por su característico vuelo, de aleteo corto y con la cola muy erguida.

     En vuelo tiene silueta triangular, tiene alas anchas y cola corta. Es de porte impresionante, mide hasta 70 centímetros de alto y su envergadura alar puede llegar a los dos metros. La hembra tiene mayor tamaño que el macho, como es común en muchas aves rapaces. Buen planeador, a veces vuela en círculo utilizando las corrientes ascendentes de aire caliente.

     Las águilas se distinguen por tener una cabeza bastante ancha, con un saliente que se proyecta por encima de los ojos, un pico ganchudo corto y fuerte, patas robustas y garras potentes y aguzadas. ¡Quien las ve volar no puede quedar menos que asombrado!

Hábitat y comportamiento:

     Habita en los bosques, áreas abiertas, laderas de cerros y serranías, en las zonas donde predomina la hierba o la vegetación no muy alta. Gusta de planear, fácilmente reconocible por su silueta triangular en vuelo por sus largas alas y cola corta. Se le documenta hasta los 4500 metros de elevación.

Alimentación:

     La alimentación consiste de pequeños mamíferos (conejos, ratas y otros) y aves medianas. También come algunos reptiles, invertebrados y carroña. Normalmente se come su presa en el suelo, rara vez en los árboles.

Estado de Conservación:


     Actualmente está siendo evaluado por la UICN Definition for UICNUICN: (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza: http://www.iucn.org) Organización medioambiental global cuya misión es influenciar, alentar y ayudar a las sociedades de todo el mundo a conservar la integridad y diversidad de la naturaleza y asegurar que todo uso de los recursos naturales sea equitativo y ecológicamente sostenible.

jueves, 25 de mayo de 2017

LA RUTA DE CALETA EL COBRE. ANTOFAGASTA-CHILE.


CONOCIENDO CALETA EL COBRE. EN ANTOFAGASTA-CHILE


     Partiendo muy temprano en la mañana de un domingo cualquiera. Saliendo por Quebrada Carrizo, tomando por la panamericana y sorteando con mucha precaución los vehículos de alto tonelaje que a esa hora apuran la marcha peligrosamente para llegar a destino. Enfilamos nuestros pasos al sector sur de nuestra región. Nos dirigimos a un territorio desconocido para la mayoría de los Caminantes del Desierto. Nos referimos a Caleta el cobre. Punto geográfico distante a 101 kms. de nuestra capital regional.

Para conocer la Ruta de Caleta el Cobre

     Desde sus inicios históricos este espacio fue considerado tierra de minerales y de oportunidades, en donde el acceso solo era posible por mar o en animales, con la modernidad se pudo ingresar en vehículos con tracción. Más que un tema del estado del camino, los peligros iban por lo estrecho de la ruta, las curvas cerradas, los abismos y los desprendimientos de rocas. En resumen. Era un verdadero peligro.

     Nos habíamos enterado que el 30 de noviembre del 2016 inauguraron la ruta de acceso con mirador incluido. Un mirador que permite observar este lugar en toda su extensión y por sobre las nubes de la camanchaca, La vista impresionante y majestuosa, Nos dijeron que también se utiliza para observar las estrellas. Ha de ser por lo nítido y limpio de su cielo. Eso sí, en horas tempraneras, hasta muy cercano al mediodía -Dependiendo de las estaciones- El viento arrecia con fuerza y la sensación térmica es de mucho frio. Este mirador se encuentra cercano a los 1800 m.s.n.m. a 84 km al sur de la ciudad de Antofagasta.

Vista del Mirador de Caleta el Cobre

La Camanchaca intenta sortear los últimos murallones de la cordillera costera

     Luego del frugal desayuno, vienen las tomas fotográficas de rigor, las selfis, y otras minucias. Llegó la hora de bajar a la costa por estas cuestas, el primer detalle a considerar. El camino se encuentra muy húmedo por la camanchaca, por lo tanto, se deben extremar las precauciones.

Caminantes del Desierto muy ordenados

     Queda claro que este camino fue tallado a dinamita y maquinaria en las laderas y en gran parte de su trayecto sigue las ondulaciones de los cerros con muchas curvas y algunas de ellas no cuentan con barreras de protección, pero Caminantes siempre ha tenido a un experto en estos caminos, Nuestro conductor Don Pato. Quién nos traslada sin sobresaltos a camino seguro y los primeros atisbos de flora y por, sobre todo de fauna.

La última curva de cuidado
Segunda parada para investigar

    Sin buscarlo y solitario, se nos acerca el infaltable caminante del desierto. Nuestro amiguito el Zorro Chilla. Su presencia nos demuestra que este lugar puede mantener a esta especie, aunque no sabemos cómo puede influir esta apertura del camino a la biodiversidad del sector. Es cosa de inferir. Naturaleza sin humanos y naturaleza con humanos. Pero nuestra institución tiene muy claro que no se puede proteger la naturaleza apartando a la gente, armando muros o cercos, por el contrario. Debemos enseñar a la gente a convivir con la naturaleza con el consabido respeto y cuidado.

Zorro chilla
El Caminantes del Desierto

     Ya es mediodía, llega el sol, pero nos resulta tolerable. Estamos en otoño, se disipa la camanchaca, nos ponemos a buscar y fotografiar. Algunas cactáceas consideradas endémicas, alguno que otro insecto, muchas huellas y revolcaderos de guanacos. Como se dijo en un principio, este lugar es nuevo para muchos de nosotros, por lo tanto. Todo nos maravilla.

Copiapoa humilis ssp. tenuissima
Copiapoa solaris (Ritter)

     En nuestro viaje llegamos hasta la costa. La llamada caleta el Cobre. Sabíamos de su aridez casi extrema y de la presencia de múltiples entierros y conchales de los antiguos habitantes de la costa. Los Changos.


     Es muy estrecha la franja litoral en este lugar cuyo único caserío habitado se pierde entre los roqueríos y las arenas de las estribaciones de la cordillera costera. Todo el sector delata la intervención minera. Hoy. Solo quedan los restos de grandes y pequeñas faenas, como se dice actualmente. Un pasivo ambiental que no fue remediado oportunamente y seguirá causando efectos negativos en el ambiente y que queda como legado para las futuras generaciones. 

Vista de Caleta el Cobre por la costa

Cordillera Costera Sector caleta el Cobre

     Eran otros tiempos y otras las personas. Nos vamos convencidos que nuestro interés se encuentra cruzando los primeros cerros que miran al este. Es ahí donde debemos buscar la historia de caleta el Cobre y su desconocida naturaleza. Hasta pronto. Sus amigos de Caminantes del Desierto.

Una Cristaria se aferra a la vida en el sector costero.

De vuelta por el Mirador.