VIDEOS ANTIGUOS DE CAMINANTES

Loading...

viernes, 8 de febrero de 2013

EL ZORRO CHILLA. BIOGRAFÍA DE UNA ESPECIE

Lycalopex griseus




     Fortachón y familia, son los primeros especímenes de zorros grises que hemos visto habitando en la cordillera costera de Antofagasta luego de muchos años de ausencia. Según estudios anteriores, esta especie era común al Parque Nacional Morro Moreno y Reserva Nacional La Chimba, además de ser un visitante asiduo a las pajareras del monumento natural La Portada. Luego, con la masiva intromisión humana en sus áreas, la disminución de su espacio, la deforestación, la escasez de alimento y la llegada de perros asilvestrados. Causaron su erradicación por un largo periodo. Resulta ser una gran noticia, que esta familia de Zorros tuviese a bien, el retornar a sus antiguos cotos de vida, lo que podría llegar a ser un inconveniente, el que estos sectores ya no cuenten con las condiciones hídricas y energéticas para sostener a una población de carnívoros (Omnívoros) Además de la cercanía con la ciudad y sus habitantes. Pero ¿Quién es Fortachón y cuáles son sus características principales? Pasaremos a enumerarlas, puesto que la mayoría de las personas solo lo conocen por imágenes y jamás han visto un Zorro.


     El zorro gris o chilla (Lycalopex griseus), antes identificado como Pseudalopex griseus, es una de las especies sudamericanas de cánidos semejantes a los zorros del Viejo Mundo, por lo cual se les da el mismo nombre vulgar. Corresponde a una de las tres especies de zorros que habitan en Chile.
     Se trata de una especie propia del Cono Sur de Sudamérica. Su distribución geográfica ocupa una franja a ambos lados de la Cordillera de los Andes y abarca fundamentalmente Argentina, Chile y Uruguay, desde el paralelo de 17ºS hasta Tierra del Fuego. En Argentina, habita la región semiárida occidental del país, desde los contrafuertes andinos hasta llegar a la costa atlántica. En Chile, si bien esta presente cerca de zonas urbanizadas, se distribuye principalmente en sectores rurales del centro y sur del país, desde sectores aledaños a la costa, hasta la pre cordillera, aunque, cada vez es más escaso debido a la caza. Se ha mencionado la presencia de zorros grises en Perú, pero la misma aún está por confirmarse. Además, en este país sí se sabe que habita el zorro colorado o culpeo (Pseudalopex culpaeus), también llamado en el área "zorro gris", lo cual puede haber sido causa de una confusión. En el norte de Chile, se le puede encontrar en sectores muy determinados, siendo los lugares más característicos el Parque Nacional Morro Moreno, Paposo, Parque Nacional Pan de Azúcar entre otros. 


Apariencia física

     El zorro gris es un pequeño cánido, de entre 2,5 y 4,5 kg de peso y 40 a 60 cm de longitud, sin incluir la cola que añade otros 30 cm. El color general del pelaje es grisáceo, con zonas de color amarillento, como en la cabeza, la cual además está orlada de blanco, y las patas. La barbilla y la punta de la cola exhiben sendas manchas negras, en tanto que los muslos y el dorso de la cola presentan una banda de ese mismo color. La región ventral es blancuzca. La forma del hocico es puntiaguda. Las orejas son grandes y la cola es larga y de pelaje denso.


Dieta

     La ecología trófica del zorro gris ha sido estudiada con cierta profundidad en Uruguay, Argentina y Chile. La dieta es diversa: incluye mamíferos de pequeño y mediano tamaño, carroña, aves, reptiles, artrópodos y frutos. En otras palabras, se trata de un animal omnívoro. En las praderas parece consumir preferentemente carroña y liebres, en tanto que en áreas de menor latitud, como en los montes, el alimento principal parece estar constituido por los roedores. En regiones en que las presas animales resultan escasas, los zorros grises ingieren mayores cantidades de artrópodos, reptiles y frutos. Hasta el momento, los estudios dietarios señalan que el ganado menor, en particular ovino y caprino de corta edad, no constituye una parte importante de la dieta. Con todo, un estudio reciente ha confirmado la depredación de aves de corral por zorros grises. Las investigaciones sobre la ecología alimentaria de la especie indican que algunas poblaciones de zorros grises son oportunistas tróficos, es decir, que toman su alimento en proporciones que corresponden a la disponibilidad de esos alimentos en el campo. Otras poblaciones, en cambio, han mostrado un comportamiento selectivo frente a determinadas presas, o sea, que las consumen en proporción mayor a lo que su disponibilidad en el terreno permite esperar. Es posible, incluso, que la misma población combine comportamientos oportunistas y selectivos en diferentes circunstancias ambientales.

Reproducción y ciclo de vida

     El apareamiento tiene lugar entre agosto y octubre. La gestación dura entre 53 y 58 días, tras los cuales nacen entre 4 y 6 cachorros en una guarida que puede ser una cueva o una depresión protegida. Ambos padres se involucran en el cuidado de las crías, las cuales comienzan a salir de la madriguera a la edad aproximadamente al mes de edad e inician su dispersión hacia otras áreas cuando cuentan con unos 6 o 7 meses de vida. La lactancia parece durar entre 4 y 5 meses y la madurez sexual llegaría al año, aproximadamente. Se han registrado casos en que las parejas reproductivas reciben el apoyo de una hembra ayudante en la cría de los cachorros. Asimismo, se han registrado casos de camadas de hembras diferentes que son criadas en combinación por estas hembras y un macho poligínico (apareado con más de una hembra). Aparentemente, estos comportamientos están asociados a una mayor abundancia de recursos alimentarios, los cuales permitirían a estos grupos parentales sacar adelante más cachorros por camada.


     El zorro gris ha sido perseguido en toda su área de distribución, por medios tan diversos como la caza con perros y armas de fuego, las trampas de lazo y el veneno (especialmente la estricnina). Ocurre que, como la mayoría de los carnívoros de mediano y gran tamaño, los zorros grises suelen entrar en conflicto con los intereses humanos. Uno de los motivos es el ya apuntado referente a los hábitos alimentarios de esta especie. Es posible que en épocas de escasez de otros alimentos los zorros intenten capturar corderos o cabritos para alimentarse. De igual modo, las aves de corral también pueden formar parte de su dieta. Sin embargo, los estudios realizados hasta el momento sugieren que la forma más habitual de consumo de animales domésticos por parte de los zorros grises es la carroña.
     Otro motivo de conflicto ha sido el valor económico de la piel de estos animales, la cual se utiliza para confeccionar abrigos, estolas y otras prendas de lujo. Este interés más la tradicional idea de que se trata de un insaciable devorador de ganado han sido, en el pasado, la causa de una gran presión de caza sobre las poblaciones de esta especie.

Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo:Vertebrata
Clase: Mammalia
Subclase: Theria
Infraclase: Placentalia
Orden: Carnivora
Suborden: Caniformia
Familia: Canidae
Género: Lycalopex
Especie: Lycalopex griseus
Nombre común: Zorro Chilla
Nombre familiar: Fortachón

1 comentario:

  1. Sin lugar a dudas que el zorro chilla es un campeón de la supervivencia en las condiciones mas extremas que pueden haber como es el desierto. El zorro gris o chilla es adaptable a condiciones mas extremas, suele encontrarse hasta el límite de vegetación. Nuestro zorro Chilla durante la época de cría (desde el inicio de la primavera) no se separa de su hembra y se encarga de llevar los alimentos a su crias (s).

    ResponderEliminar